Nueva época (New Age) o la época del Acuario

Se trata de la mayor explosión apócrifa de todos los tiempos. El movimiento de la Nueva Época o la Época de Acuario empezó la década de 1970, se desarrolló con ritmos rapidísimos y ha conseguido introducirse en todos los sectores de la vida humana.  Hoy podemos hablar sobre una red enorme que une directa e indirectamente con un lazo flexible centenares de grupos, desemejantes entre sí, y miles de personas. Su fin es imponer un Nuevo Orden Mundial o Globalización y una Nueva Religión Universal (Interreligión). Aunque sostiene que contiene las verdades básicas de todas las religiones, su ideología esencial es panteísta (todo dios). Identifica el mundo con Dios, o más bien eleva el mundo material a Dios. Es decir, cree que el universo tiene psique (alma) y que el hombre es perfecto y Dios. No acepta el discernimiento entre el bien y el mal, por lo tanto, se rechaza tanto el diablo y el pecado en general, como conceptos irreconciliables con el movimiento. Así que el hombre no tiene necesidad de sanación y salvación, ni hay Juicio, porque cada uno de nosotros como “Dios” es también salvador y juez de sí mismo.

Generalmente al cristianismo se le rechaza como una reliquia anticuada, absolutista y corta de mente y que ya se ha superado de la Nueva Época. Los cristianos se consideran como personas “atrasadas”, “espiritualmente como niños”, con “visión limitada e ignorancia atontada”, que no pueden percibir el “despertar progresivo” de la nueva época universal.

El movimiento de la Nueva Época utiliza multitud de técnicas apócrifas (ocultas) de la magia, de la adivinanza, del satanismo, de la astrología, del espiritismo, de médium, de la salud holística, de la fuerza cristalina, del fuego, del yoga, de meditación, etc. La mayoría de las veces estas técnicas se presentan como métodos científicos que su finalidad es el descubrimiento de “fuerzas ocultas” dentro y fuera del hombre, y como recetas para la solución de todos los problemas de la vida. Se trata de trampas demoníacas astutas que desgraciadamente detienen muchas víctimas inocentes.

No hay ninguna duda que todos los grupos de la Nueva Época están dirigidos por espíritus mal astutos, viles y sus enseñanzas no son inspiraciones humanas sino invenciones de estos espíritus que parecen como si fueran “iluminadas”, porque están basadas sobre principios psicológicos, utilizan lenguaje espiritual, hablan sobre Dios y agapi y así satisfacen muchos deseos del hombre caído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*