«

»

Ago 12 2021

II EPÍSTOLA A LOS TESALONICENSES

EL NUEVO TESTAMENTO ORTODOXO

Traducido por Χρῆστος Χρυσούλας (Jristos Jrisulas) www.logosortodoxo.com, heleno-griego nativo, me he instruido en la lengua del Nuevo Testamento y la Santa Parádosi-Tradición (katharévousa), la que actualmente se habla en el pueblo fiel heleno-ortodoxo.

 

II EPÍSTOLA A LOS TESALONICENSES ΠΡΟΣ ΘΕΣΣΑΛΟΝΙΚΕΙΣ Α´ ΕΠΙΣΤΟΛΗ ΠΑΥΛΟΥ

Se sugiere leer https://www.logosortodoxo.com/alfa%cf%89mega-gran-lexico-ortodoxo/

 

Capítulo 1: Saludos, agradecimientos y ánimo a los tesalonicenses, 1-12

 

1:1. Pablo, Siluán y Timoteo a la Iglesia de los tesalonicenses, que se ha constituido y existe en Dios Padre nuestro, y del Señor Jesús Cristo,.

  1. Os deseamos la χάρις jaris-gracia increada y la paz de Dios Padre y de Jesús Cristo, el Señor.
  2. Hermanos, es nuestro deber y es de justicia dar siempre gracias a Dios por vosotros, por los grandes progresos de vuestra fe y por la agapi-amor incondicional cada vez más grande que os tenéis unos a otros,
  3. hasta el punto de que nos sentimos orgullosos de vosotros en medio de las iglesias de Dios por la fortaleza, por la paciencia y por la fe con que soportáis los sufrimientos y las persecuciones.
  4. Esto es una muestra brillante del justo juicio de Dios, para haceros así dignos de la realeza increada de Dios, por la que padecéis.
  5. Porque es propio de la obra de la justicia de Dios retribuir con sufrimientos a los que os hacen sufrir,
  6. y a vosotros, que sufrís, daros el descanso y la alegría en compañía nuestra, cuando Jesús, el Señor, aparezca desde el cielo con sus ángeles poderosos y la fuerza que el mismo los ha dado,
  7. entre llama de fuego increado, para atribuir castigo justo a los que no quieren conocer a Dios y no obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesús Cristo.
  8. Todos estos darán cuentas de sus praxis y serán condenados de una perdición eterna lejos de la presencia del Señor y de su invencible y esplendorosa doxa-gloria increada,
  9. cuando venga será glorificado junto con todos sus santos y será admirado por todos los que creyeron en él; y esto, porque se ha hecho conocer y aceptar por ellos nuestro kerigma y el testimonio sobre Jesús Cristo, esto que exactamente hemos dado también a vosotros. Y esta doxa-gloria y bienaventuranza de los santos se realizará durante aquel glorioso y gran día.
  10. Por eso oramos sin cesar por vosotros, para que nuestro Dios os haga dignos de vuestro llamamiento y que con su potente energía increada lleve a término todos vuestros buenos deseos y la obra que inspira y fructifica la fe.
  11. De este modo el nombre de nuestro Señor Jesús Cristo será glorificado entre vosotros, y vosotros lo seréis en él de acuerdo con la χάρις jaris-gracia increada de nuestro Dios y de nuestro Señor Jesús Cristo.

 

Capítulo 2: Qué precederá antes de la parusía-presencia del Señor, 1-12. Exhortaciones y consejos, 13-17.

 

Qué precederá antes de la parusía-presencia del Señor, 2:1-12.

2:1. Hermanos, respecto de la segunda parusía-presencia o venida de nuestro Señor Jesús Cristo y de nuestra reunión con él, os rogamos

  1. que no os dejéis tan fácilmente impresionar ni os alarméis por supuestas revelaciones, logos, conceptos o cartas que os induzcan a pensar y convencer de que nosotros avisamos que el día del Cristo es inminente, por más que se os digan que provienen de nosotros.
  2. Que nadie os engañe en modo alguno, porque la segunda parusía-presencia o venida del Señor no será si antes no viene la apostasía y la aparición el hombre de la iniquidad promotor de todo pecado, el destinado a la perdición,
  3. el enemigo y adversario de Dios y de la verdad, que se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios, que se ensalzará y se pondrá a sí mismo por encima de todo, y será respetado y alabado por parte de los hombres, tanto se enorgullecerá hasta llegar a sentarse en el templo de Dios, haciéndose pasar a sí mismo por Dios; y serán muy astutos y tramposos sus artificios intentando a demostrar que es Dios.
  4. ¿No recordáis que, estando todavía entre vosotros, os decía ya esto?
  5. Vosotros sabéis muy bien qué es lo que le retiene ahora para que se manifiesta claramente, impidiendo su aparición hasta su tiempo definido por Dios.
  6. Realmente el misterio de iniquidad está ya en acción y se expande de forma misteriosa o mística de modo que no sea totalmente manifestado; y esto porque hay alguien que lo retiene y no le deja manifestarse con toda su dureza y asquerosidad, sólo falta que el que ahora lo retiene sea quitado de en medio.
  7. Entonces será descubierto y se manifestará el hombre de la iniquidad, a quien Jesús, el Señor, hará desaparecer muy fácilmente con un sencillo soplo de su boca y le aniquilará con la aparición de su gloriosa parusía-presencia o venida.
  8. La venida y presencia de este hombre inicuo, entonces irá acompañada de todo género de portentos, señales y prodigios engañosos y diabólicos, que los irá operando el diablo que estará utilizando a ese hombre como instrumento suyo,
  9. y de todas las seducciones de iniquidad frutos de la maldad y de la injusticia para aquellos que están abocados a la perdición por no haber aceptado la agapi-amor de la verdad que los salvaría.
  10. Por esto mismo Dios concede/ permite que venga y se manifieste en ellos una falsa energía y un poder engañoso, que los impulsa a creer en la mentira;
  11. y así serán condenados todos aquellos que no solamente se resistieron a creer en la verdad, sino que además se complacieron en la iniquidad voluntariamente y alegremente.

 

Exhortaciones y consejos, 2:13-17.

  1. Pero nosotros debemos dar continuamente gracias a Dios por vosotros, hermanos queridos del Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvaros por la acción santificadora del Espíritu y la fe en la verdad.
  2. Precisamente para esta salvación os llamó por nuestra predicación del Evangelio, para que alcancéis la doxa-gloria luz increada fija de nuestro Señor Jesús Cristo.
  3. Por tanto, hermanos, manteneos firmes y guardad las paradosis entrega de las enseñanzas que habéis recibido de nosotros sea por logos o por escrito.
  4. Y que el mismo Señor Jesús Cristo y Dios Padre nuestro, que tanto nos ha amado y por su χάρις jaris-gracia energía increada nos ha dado un consuelo eterno y una hermosa esperanza de los bienes celestes,
  5. y que consuele vuestros corazones y los confirme en cada enseñanza suya y en toda clase de buenas obras.

 

Capítulo 3: Busca las oraciones de los Tesalonicenses, 1-5. Los exhorta que tomen medidas para los que andan mal, 6-18.

 

Busca las oraciones de los Tesalonicenses, 3:1-5.

3:1. En fin, hermanos, rogad por nosotros, para que el logos del Señor siga difundiéndose sin impedimentos y sea glorificado por los hombres, como lo es entre vosotros,

  1. orad también para que nosotros nos veamos libres de los hombres malos y astutos, injustos y perversos, porque la fe no es aceptada por todos y no todos son de fiar.
  2. Pero el Señor sí es de fiar; él os fortalecerá en la fe ortodoxa y os defenderá y os protegerá de las falsas voluntades e imposiciones del maligno astuto.
  3. En cuanto a vosotros, tenemos plena confianza en el Señor en que cumplís y seguiréis aplicando y cumpliendo lo que os hemos mandado..
  4. Que el Señor dirija vuestros corazones hacia la agapi-amor incondicional de Dios y la paciencia de Cristo.

 

Los exhorta que tomen medidas para los que andan mal, 3:6-18.

  1. Hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesús Cristo os mandamos que os mantengáis a distancia del hermano que no quiera trabajar y no se porte de acuerdo con las paradosis enseñanzas entregadas, experimentadas y divinas, que habéis recibido de nosotros.
  2. Bien sabéis lo que debéis hacer para seguir nuestro ejemplo, porque no hemos estado viviendo entre vosotros en confusiones y desordenes,
  3. ni comimos gratis el pan de nadie, sino que, con sudor y fatiga, trabajamos de noche y de día para no resultar gravosos a ninguno de vosotros;
  4. y no porque no tuviéramos derecho, sino porque queríamos daros un ejemplo que imitar.
  5. En efecto, cuando todavía estábamos entre vosotros instruyéndoos, os dimos esta norma: el que no trabaje, tampoco debe comer.
  6. No obstante, nos hemos enterado de que algunos de vosotros viven sin trabajar y se comportan desordenadamente, sin otra ocupación que curiosear y criticar cuestiones de otros.
  7. Pues bien, a estos tales exhortamos y rogamos en nombre de Jesús Cristo, el Señor, a trabajar en paz y a ganarse el pan que comen.
  8. Hermanos, no os canséis de hacer el bien.
  9. Si alguno no hace caso de lo que decimos en esta carta, señaladle y cortad todo trato con él, para que así se sienta avergonzado por su error y se rectifique.
  10. No obstante, no le miréis como a enemigo, sino corregidle con agapi-amor como a hermano.
  11. Que el Señor donador y fuente de la paz os dé él mismo la paz, siempre y en todos los órdenes. Que el Señor esté con todos vosotros.
  12. El saludo es de mi puño y letra: Pablo. Ésta es la señal que distingue todas mis cartas. Ésta es mi letra.
  13. La χάρις jaris-gracia energía increada de nuestro Señor Jesús Cristo esté con todos vosotros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies