«

Ago 04 2019

EL HIMNO AKÁZISTOS A LA MADRE DE DIOS

 

SANTA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ORTODOXA DE HELAS-GRECIA

EL HIMNO AKÁTHISTOS A LA MADRE DE DIOS

 

Arcángel excelso

enviado del cielo,

a decir la Zeotoko el «Χαῖρε jere alégrate»,

y con la voz angélica sin cuerpo,

oh Señor, contemplándote encarnado,

quedó extasiado,

clamando hacia Ella.

 

«Χαῖρε jere alégrate», por Ti resplandece la alegría,

«Χαῖρε jere alégrate», por Ti se eclipsa la pena,

«Χαῖρε jere alégrate», renovación del caído Adán,

«Χαῖρε jere alégrate», redención del llanto y de las lágrimas de Eva,

«Χαῖρε jere alégrate», oh cima inalcanzable por pensamientos humanos,

«Χαῖρε jere alégrate», abismo difícil de contemplar, aún para los ojos de los ángeles.

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que eres el trono del Rey;

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que llevas en ti, al que todo sostiene.

«Χαῖρε jere alégrate», lucero que anuncia el Sol;

«Χαῖρε jere alégrate», seno de la divina encarnación;

«Χαῖρε jere alégrate», por Ti, se renueva la creación.

«Χαῖρε jere alégrate», por Ti, se hace niño el Creador.

«¡ Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε – jere nimfi anímfefte!

¡ Alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

Forma teológico-cristológica

Cuando el Arcángel Gabriel fue enviado a la virgen María para anunciarla que se convertiría en Madre de CristoDios, vio que mientras se escuchaba la voz incorpórea del arcángel, el Hijo y Logos increado de Dios tomaría cuerpo en el interior de las entrañas de la Παναγία Panaghía (toda santa, más que santa o santísima). Entonces, pues, este espíritu o ángel incorpóreo y celeste quedó admirado y maravillado y empezó a dirigirse a la Zeotokos, cantándole el siguiente saludo y alegría «Χαῖρε jere algégrate,».

«¡Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo» Virgen María! porque desde el interior de la Panaghía saldría el alumbramiento de la jará-alegría y gozo, es decir, el Redentor. Y de nuevo dentro de la Panaghía sería dado a los hombres la liberación y absolución de la maldición del pecado ancestral.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo y alegría», porque gracias a ti Dios vuelve a llamar a Adán junto con Él y rescata y redime la Eva del llanto de sus lágrimas.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo y alegría» cima inalcanzable, porque loyismí (pensamientos, imaginaciones y reflexiones) humanos no pueden alcanzar fácilmente el valor y la dignidad que te ha concedido la Χάρις Jaris (energía increada gracia) de Dios. Ni siquiera los ojos de los ángeles pueden profundizar y contemplar al misterio que dignamente Tú representas.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo», tú María que como un trono terrenal sostienes en tus pies al Señor del todo; tú que sostienes Aquel que sostiene todo lo visible e invisible.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo», Tú eres la estrella que ilumina antes del amanecer el Sol de la Justicia, Cristo; tú eres la mujer que gracias a ti y con tu libre voluntad tomó cuerpo el Hijo de Dios.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo», porque a través de Ti se renueva la creación y por Ti se hizo niño y fue criado el Creador.

¡ Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε, Jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

2 y 3

Viendo la Santa

que era pura y virgen,

dice valientemente al arcángel Gabriel:

«Tu mensaje es paradójico

y a mi psique parece difícil de aceptar;

¿cómo me hablas de concepción sin semilla, y parto? exclamando: ¡Aleluya!».

 

Conocer gnosis increada y desconocida

buscaba la Virgen

y al heraldo divino clama:

De un seno virgen,

¿cómo es posible dar a luz hijo?

Respóndeme.

A ella contestó con temor,

y así la clamaba:

 

“Χαῖρε jere alégrate», voluntad del inefable misterio;

“Χαῖρε jere alégrate», Fe de los que en silencio te suplican.

“Χαῖρε jere alégrate», preámbulo de los milagros de Cristo;

“Χαῖρε jere alégrate», capítulo de todos sus dogmas.

“Χαῖρε jere alégrate», escalera celestial por la que ha bajado Dios;

“Χαῖρε jere alégrate», oh puente que lleva los terrenales hacia el cielo,

“Χαῖρε jere alégrate», Milagro admirable de los Ángeles;

“Χαῖρε jere alégrate», gemido y herida de los demonios.

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que inefablemente diste nacimiento la Luz increada;

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que a ninguno enseñaste el secreto.

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que trasciendes la gnosis de los sabios.

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que iluminas mentes y nus (espíritus) de los fieles

«¡ Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte. Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin esposo!»

 

2 y 3 Forma teológico-cristológica

Viendo la Panaghía siendo Virgen quedó sorprendida, cómo sería posible dar a luz un niño. Se quedó perpleja y perturbada por las palabras del Arcángel, le parecieron paradójicas y no podía entenderlas. Y con la valentía de su pureza le preguntó: cómo sería posible concebir ya que ella era virgen.

Aleluya.

Lo que quería saber la Panaghía era la gnosis increada que trascendía la energía de su lógica. Es un Misterio Divino. Pero pregunta al inmaterial heraldo del Altísimo, al Arcángel y le ruega a explicarla cómo sucederá que dará a luz a un niño por entrañas vírgenes. Y Gabriel, pleno de temor ante ella que daría al mundo el Salvador, le dice con voz litúrgica:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», a Ti que el Señor te ha hecho digna de saber Su decisión y voluntad mística. «Χαῖρε, jere, Tú que eres la fe de los que en hisijía te suplican.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú Panaghía eres el primer y mayor de los milagros de la economía encarnada. Incluso, eres la base y la cima inquebrantable de los dogmas de nuestra fe en Cristo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú que eres la escalera por la que ha bajado Dios; y a la vez el puente que nos une y sube de la tierra al cielo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú María que los ángeles te admiran y uno al otro transmiten las realidades sobre ti. Tú que eres espanto de los demonios y hieres la malevolencia de ellos en su debido tiempo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», ¡Tú diste nacimiento la Luz increada del mundo de forma y modo inexplicable que nadie puede comprender el cómo del Misterio!

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» Tú que transciendes toda gnosis creada que los sabios no pueden entender. Tú eres el alba que ilumina y brilla al nus del los fieles (nus: el espíritu o energía perceptiva del corazón de la psique).

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

4 y 5

La fuerza del Altísimo

con su sombra cubrió entonces

a la Esposa sin esposo para la concepción;
y señaló su fértil vientre

como prado dulce para todos

los que quieren cosechar su propia salvación,

cantando: ¡Aleluya!

 

Habiendo concebido a Dios

la Virgen en su seno,

se marchó hacia Isabel,

cuyo niño, aún en su vientre, sintiendo inmediatamente

el saludo de Aquella que saludaba a su madre,

se alegraba y, con saltos de alegría, así como cánticos,
exclamaba hacia la Zeotoko:

 

“Χαῖρε jere alégrate», oh brote de Vid inmarchitable;

“Χαῖρε jere alégrate», oh huerto de Fruto incorrupto;

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que labras Filántropo labrador;

“Χαῖρε jere alégrate», Τú que diste vida al Autor de nuestra vida.

“Χαῖρε jere alégrate», Tú, campo fértil que brota conmiseración divina;

“Χαῖρε jere alégrate», Tú, mesa que contiene la riqueza de la misericordia;

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que eres prado de delicias espirituales;

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que preparas el puerto tranquilo para las psiques;

“Χαῖρε jere alégrate», oh receptora del incienso de la intercesión;

“Χαῖρε jere alégrate», oh expiación de todo el mundo;

“Χαῖρε jere alégrate», oh divina resolución de Dios para con los mortales;

“Χαῖρε jere alégrate», oh audacia y acceso de los mortales hacia Dios.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε

jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o esposa sin esposo!

 

4 y 5 Forma teológico-cristológica

Dínamis potencia y energía increada del Altísimo, cayó durante el Evangelismo-Anunciación de María y la encubrió. Y su vientre feraz se ha convertido y hecho dulce tierra fértil de donde hemos segado la sotiría redención, sanación y salvación, y así salmodiamos todos juntos:

Aleluya.

Después de la Anunciación, la Panaghía fue a visitar su pariente Isabel, la que ya estaba embarazada de Juan el Precursor. Y María apenas haber concebido a Cristo, se acercó a Isabel y el niño que estaba en el vientre de Isabel percibió y entendió que era la Madre del Señor y se removió. Después de estos removimientos, la Madre de Juan llena de alegría la saludó de la siguiente manera:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», oh vid de la inmarchitable raíz de la casa de David; «Χαῖρε, jere», tú que contienes el fruto incorruptible, es decir, a Jesús.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el campo que brotó el Filántropo Labrador, es decir, el Señor Jesús Cristo. «Χαῖρε, jere», Tú que eres la jardín donde se siembra el Sembrador de nuestra vida.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú pradera que brotan fértilmente las misericordias Divinas y «Χαῖρε, jere», Tú que eres el banco de la donación de abundantes perdones y expiaciones divinas.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres pradera verde de infinitas delicias para que nosotros gocemos; «Χαῖρε, jere», Tú que eres el puerto sereno de regocijo, refugio y reposo de las psiques.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú, que tus súplicas e intercesiones al Señor por nosotros son como incienso-perfume bien recibido por Él. «Χαῖρε, jere», Tú que expías y corriges todo el mundo del pecado.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que a través de ti la bondad de Dios se demostró en nosotros; «Χαῖρε, jere», Tú que nos animas y nos indicas a dirigirnos hacia CristoDios.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o esposa sin esposo!

 

6
Con el alma agitada y con la mente en tumulto,
inundado de dudas,
el prudente José desconcertado.
Te contempla cual Virgen intacta,
desposorios secretos sospecha.
Pero al saber que la concepción es acción del Espíritu Santo,
exclama: Aleluya
7
Los pastores oyeron
a los Ángeles salmodiando
la presencia del Cristo encarnado;
y yendo hacia al Pastor,
un Cordero inocente contemplan
que del pecho de María se nutre,
y cantan a la Virgen:

«Χαῖρε jere alégrate», Madre del Cordero y Pastor
«Χαῖρε jere alégrate», redil de las ovejas lógicas.

«Χαῖρε jere alégrate», escudo de los enemigos invisibles
«Χαῖρε jere alégrate», acceso de las puertas del Paradiso.

«Χαῖρε jere alégrate», gracias a Ti, se alegran y gozan los Cielos con la tierra;
«Χαῖρε jere alégrate», gracias a Ti todo lo terrenal unido con todo lo celeste coglorifican al Señor.

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que los Apóstoles te tenían su boca como madre de la hisijía.
«Χαῖρε jere alégrate», por Ti, reciben el ánimo y la fuerza indomable los Mártires.

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que eres la base inquebrantable de la fe.
«Χαῖρε jere alégrate», fulgente distintivo de la divina Jaris increada.

«Χαῖρε jere alégrate», gracias a Ti es desnudado el Hades
«Χαῖρε jere alégrate», gracias a Ti nos hemos revestido de doxa (luz increada gloria).

¡Χαίρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte. «Χαίρε, jere alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o esposa desposada!

 

6 y 7 Forma teológico-cristológica

El Justo José con la mente agitada y la psique perturbada, se desesperó viendo una chica soltera, suponiendo que se había quedado embarazada de otro hombre. Pero cuando supo que el niño que tenía en sus entrañas era por el Espíritu Santo, exclamó: ¡Aleluya!

Cuando los pastores oyeron a los Ángeles salmodiando la presencia de Cristo entre los hombres, corrieron hacia la caverna para verlo. Esperaban a ver al pastor, pero todo lo contrario, lo contemplaron como un cordero inocente que pasta y había sido criado en el vientre de María; entonces deslumbrados, clamaron:

«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Panaghía y Madre del Pastor de todos los hombres y cordero de Dios; «Χαίρε, jere», Tú que eres el redil de las ovejas lógicas, es decir, la que abraza a todos los fieles.
«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres nuestro escudo contra los enemigos invisibles y contra todos los demonios, tú eres nuestra Panaghía. «Χαίρε, jere alégrate », Tú que eres la llave que volvió abrir las puertas del Paradiso.
«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», gracias a Ti gozan juntos tierra y cielo; «Χαίρε, jere alégrate», todas las creaciones unidas glorifican y alaban al Señor.
«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú, que los Apóstoles te tenían como boca hablando en hisijía. «Χαίρε,  jere», porque de ti tomaban y toman la fuerza sobrenatural y ánimo los Mártires.
«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el sostén de la fe inquebrantable. «Χαίρε, jere», Tú que eres refulgente de energía increada Jaris.
«Χαίρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», que por ti fue desnudada la fuerza del Hades y Χαίρε, jere  porque nosotros nos hemos revestido la doxa-Luz increada gloria.
¡Χαίρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte. «Χαίρε, jere alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o esposa desposada!

 

8 y 9

La estrella dirigida por Dios,

al contemplarla los Magos,
siguieron la vía de su luz increada y,

teniéndola como una antorcha,
por ella conocieron al Rey poderoso

y llegando al Inalcanzable,

llenos de gozo, exclamaron a Él:

¡Aleluya!

9

Viendo los hijos de Caldea,

en los brazos de la Virgen,
a Aquél que con su mano ha creado a los hombres,
y reconociendo que Él es el Soberano

aunque oculto bajo el aspecto de siervo,
acudieron a ofrecer sus regalos,
exclamando a la Bendita:

«Χαῖρε jere alégrate», oh Madre de la Estrella sin crepúsculo,

«Χαῖρε jere alégrate», oh aurora del día místico.

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que apagaste la hoguera del engaño,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que iluminas a los iniciados al misterio de la Santa Trinidad,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que destruiste el dominio del tirano inhumano,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que Señor filántropo manifestaste a Cristo,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que nos has redimido de la religión bárbara,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que nos has liberado de las obras de las tinieblas,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que extinguiste la adoración del fuego,
«Χαῖρε jere alégrate», Tú que apagas y nos liberas del fuego de los pazos,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú, oh Guía de los fieles hacia la sabiduría divina,
«Χαῖρε jere alégrate», Tú, oh alegría y gozo de todas las generaciones;

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

8 y 9 Forma teológico-cristológica

Los magos vieron la estrella encendida de Dios al cielo y la siguieron. Esta estrella era como una antorcha que teniéndola en sus manos buscaban en su luz increada sobre el Rey del todo. Así llegaron delante al Inalcanzable en doxa-luz increada gloria y alegrándose, exclamaron: ¡Aleluya!

Los magos, que habían venido de la lejana Caldea, vieron en las manos de la Virgen al que con Sus manos ha creado los hombres. Le vieron como Señor del todo, a pesar de que había tomado forma de siervo, presurosos fueron a ofrecerle los regalos, como a un Soberano y exclamaron a Su bendita Madre los siguientes cantos:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Madre de la estrella sin crepúsculo; Χαῖρε, jere Tú, aurora de un nuevo día con la luz increada, mística, divina y espiritual.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú Hija de Dios que has apagado el fuego de la gnosis pecadora; Χαῖρε, jere Tú que iluminas a los iniciados a los divinos misterios de la Santa Trinidad;

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que has derrumbado de su trono al tirano diablo; Χαῖρε, jere Tú, que nos has develado al filántropo Señor; 

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú, que nos liberas de la religión de los ídolos; Χαῖρε, jere Tú que nos limpias y nos salvas del barro de las malas obras.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que has acabado con la adoración del fuego que veneraban los antiguos pueblos; Χαῖρε, jere, Tú que nos has liberado del fuego de los pazos, patologías, pasiones, vicios…

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» Tú, guía de sabiduría divina para los fieles; Χαῖρε, jere Tú, que eres la alegría y el gozo de todas las generaciones.

¡Χαῖρε,Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin Esposo!

 

10 y 11

Portadores del mensaje divino,

convertidos los Magos,
volvieron a Babilonia

después de haber realizado la profecía
y haber predicado a Cristo ante todos;

despreciando a Herodes como necio,

que ni siquiera sabía cantar: ¡Aleluya!

Resplandeciendo en Egipto,

la iluminación de la verdad, expulsaste,

oh Señor, las tinieblas de la mentira,

pues sus ídolos,
cayeron al no poder resistir a tu potencia,
y los liberados de ellos,

exclamaban a la Zeotoko:«Χαῖρε jere alégrate» Tú, oh elevación de los hombres,
«Χαῖρε jere alégrate» Tú, oh destrucción de los demonios,

«Χαῖρε jere alégrate», Tú que pisoteaste el engaño.
«Χαῖρε jere alégrate», Tú que impugnaste la gloria de los ídolos.

«Χαῖρε jere alégrate», oh mar que ahogó a Faraón inteligible (el diablo),
«Χαῖρε jere alégrate», oh piedra manantial que ha refrescado los sedientos de la vida,

«Χαῖρε jere alégrate», oh columna de fuego que guía a los que están en las tinieblas,
«Χαῖρε jere alégrate», oh protección del mundo más amplia que las nubes.

«Χαῖρε jere alégrate», oh comida sucesiva del maná celestial,
«Χαῖρε jere alégrate», oh servidora de santa alegría y gozo.

«Χαῖρε jere alégrate», oh tierra prometida,
«Χαῖρε jere alégrate», Tú de quien fluyen miel y leche.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

10 y 11 Forma teológico-cristológica

Los Magos portadores y heraldos del mensaje divino, una vez que se avinieron por el mandato del Ángel a que no pasasen por Jerusalén, donde los estaba esperando Herodes, para saber por boca de ellos dónde había nacido el Cristo; entonces ellos volvieron en sus patrias y en todos predicaron a Cristo, dejando boquiabierto al necio Herodes que no sabía cantar ni Aleluya.

Cuando el justo José y la Panaghía cogieron a Cristo y se marcharon a Egipto para salvar el Niño Divino de la manía de Herodes, aquel país fue alumbrado por la Luz increada de la verdad. Y los ídolos al no soportar la presencia del Salvador se derrumbaron solos. Y los que se salvaron de ellos clamaron a la Zeotokos:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el despertar espiritual y la sotiría (redención, sanación y salvación) de los hombres, Χαῖρε, jere Tú que eres el derrumbe de los demonios.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que has destruido el engaño y la mentira, Χαῖρε, jere Tú que has demostrado la falsa gloria de los ídolos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», que igual que el mar, durante el éxodo de los Hebreos de Egipto, cubrió con las olas a Faraón, que los estaba persiguiendo, y así como una otra mar Tú has hundido al Faraón espiritual, es decir, al diablo y sus tropas; Χαῖρε, jere Tú que eres como la piedra del desierto que la golpeó Moisés con su bastón y ha emanado agua, así también Tú, como a otros Israelitas, quitas la sed a los sedientos para la verdadera vida, dentro del desierto del mundo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres como columna de fuego que conducía por la noche en el desierto a los Hebreos, y así también nos conduces dentro de nuestras oscuridades espirituales; Χαῖρε, jere Tú que, igual que la nube luminosa los cubría durante el día, así Tú más amplia que la nube cubres el mundo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que te has convertido comida sucesora del maná celestial, Χαῖρε, jere oh servidora de santa alegría y de gozos divinos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres como la tierra prometida que fue el bello final del camino de Israel; Χαῖρε, jere Tú que eres también para nosotros la tierra de la que emana y fluye jará-alegría y paz que nos ha prometido el Dios.         

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte. «Χαῖρε, jere alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

12 y 13

Cuando Simeón estaba por abandonar

este siglo presente engañoso,

oh Señor, fuiste entregado a él como bebé.

pero Tú has sido reconocido por él

también como Dios perfecto
y asombrado de Tu sabiduría inefable,

exclamó: ¡Aleluya!

Nueva creación

exhibió el Creador,

en nosotros que de Él procedimos;
El Mismo brotó del vientre sin semilla,

y conservándola sin mancha

como antes estaba,

para que cuando contemplemos este milagro,
alabemos a la Virgen, exclamando:

“Χαῖρε jere alégrate», oh Flor incorrupto;
“Χαῖρε jere alégrate», oh Corona de la continencia,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú prefiguración refulgente de la resurrección,
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que develas la vida de los ángeles,
“Χαῖρε jere alégrate», árbol con fruto refulgente del cual se alimentan los fieles,
“Χαῖρε jere alégrate», árbol de frondosidad bondadosa con el que muchos se cobijan,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú, que en tu Seno portaste al Guía de los engañados;
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que diste a luz a Quien libera los cautivos.
“Χαῖρε jere alégrate», Tú intercesora ante el justo Juez,

“Χαῖρε jere alégrate», oh perdón de muchos pecadores,

“Χαῖρε jere alégrate», oh manto de fortaleza y esperanza para los desnudos,
“Χαῖρε jere alégrate», oh cariño que vence todos los anhelos.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

12 y 13 Forma teológico-cristológica

Cuando Simeón en avanzada edad estaba por partir de este mundo engañoso, fue digno a recibir en sus brazos a Dios como niño. Y con gran asombro y admiración por la sabiduría increada e inexplicable de Dios, clamó: ¡Aleluya!Cristo renovó al mundo y nos ha mostrado una nueva creación, Él Mismo sin semilla brotó del vientre de la Virgen y la mantuvo virgen también después de Su nacimiento. Y nosotros vemos este milagro y salmodiamos a Su madre, exclamando:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», oh Panaghía que eres la flor inmarchitable sin tocarla corrupción. Χαῖρε, jere Tú que has sido premiada por tu pureza y tu continencia.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres la prefiguración resplandeciente de la Divina Resurrección; porque tal como ha salido de ti al mundo el Redentor sin que le pase nada a tu virginidad, así también salió de la tumba guardando las lápidas intocables. Χαῖρε, jere, Tú que con tu vida muestras la vida de los Ángeles inmateriales.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el árbol con fruto el Cristo, por Quien se alimentan los fieles comulgando Su dulzura. Χαῖρε, jere Tú que eres el árbol frondoso con amplias hojas de protección omnipotente que da sombra y encubre a muchos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que has engendrado a Jesús que nos conduce desde el engaño a la verdad; Χαῖρε, jere, Tú que diste a luz el redentor que nos libera de nuestros pazos que nos habían cautivado.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú, que haces que el Juez justo, tu Hijo, nos conceda misericordia; Χαῖρε jere, Tú, que haces que CristoDios nos conceda el perdón y se olvida de nuestros pecados.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres intercesora ante tu Hijo divino y adquirimos la jaris (energía increada), sin merecerla nosotros que estamos desnudos. Χαῖρε, jere alégrate, Tú que eres la agapi cariñosa que ningún otro sentimiento y anhelo puede superar.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

14 y 15

Al contemplar el nacimiento extraño,
alejémonos del mundo,
elevando nuestro nus hacia el cielo,

pues, por ello, el Dios Supremo,

apareció sobre la tierra como hombre humilde,
queriendo elevar a lo alto,

aquellos que le claman: ¡Aleluya!

Siendo hombre completo con los de abajo en la tierra.

sin abandonar de ningún modo a los de arriba (de los cielos), el indescriptible Logos increado,

porque se trata de la condescendencia divina,
no hubo una limitación local de deidad,

sino nacimiento de Virgen divinamente elegida, que
ella escuchaba estas realidades:

«Χαῖρε jere alégrate», país del Dios inconmensurable,
“Χαῖρε jere alégrate», puerta del venerable misterio.

“Χαῖρε jere alégrate», dudoso anuncio de los infieles,
“Χαῖρε jere alégrate», gloria indudable de los fieles,
“Χαῖρε jere alégrate», vehículo divino de Aquel que está sobre los querubines,
“Χαῖρε jere alégrate», casa gloriosa de Aquel que está sobre los serafines,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que unes y conduces al mismo fin las cosas opuestas
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que combinas y unes virginidad y maternidad,
“Χαῖρε jere alégrate», por ti fue disuelta la culpa.
“Χαῖρε jere alégrate», por ti se abrió el paradiso,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que eres la llave del reinado de la realeza increada de Cristo.
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que eres la esperanza de los bienes eternos.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

14 y 15 forma teológico-cristológica

Una vez contemplando el nacimiento extraño, alejémonos del mundo elevando nuestro nus y mente hacia el cielo. Porque para esto el Dios inefable se hizo hombre queriendo atraernos hacia las alturas, mientras que le cantamos todos: ¡aleluya!

El Hijo y Logos increado de Dios estaba todo sobre la tierra y a la vez no se ausentaba del cielo de Su deidad increada; porque se trataba de condescendencia divina, y no de una limitación local de la deidad, y la virgen María recibió en su interior a Dios y Le ha dado a luz, escuchando de nosotros los siguiente himnos:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», María porque eres el lugar que ha cabido el in-cabido Dios. Χαῖρε, jere, María, tú eres la puerta por la que pasan nuestros loyismí para introducirse al divino misterio de la encarnación.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que cuando te escuchan los infieles caen en dudas, pero, Χαῖρε, jere, María, porque eres divina gloria y jactancia de nosotros los fieles.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el trono y vehículo divino de Aquel que está sobre los querubines, Χαῖρε, jere sede gloriosa de Aquel que está sobre los serafines.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque has unido dos cosas opuestas; Χαῖρε, jere, porque has hecho pareja inseparable castidad y maternidad.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», por ti se disolvió la culpa de Eva; Χαῖρε, jere, por ti volvieron abrirse las puertas del paradiso.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque Tú eres la llave que nos abre el reinado de la realeza increada de Cristo; Χαῖρε, jere, porque Tú eres la esperanza de gozos eternos.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

16 y 17

El mundo de los Ángeles

todos se asombraron

contemplando la gran obra de la Encarnación,
al ver al inaccesible Dios convertido y

contemplado como hombre accesible a todos,

relacionándose con nosotros,

oyéndonos a todos cantando: ¡Aleluya!

 

Los oradores más ilustres

enmudecidos como los peces,

vemos que quedan ante Ti oh Zeotoko;
pues, no pueden explicar cómo,

quedándote siempre Virgen,
has podido dar a luz;
pero nosotros admirando con asombro este misterio,

te cantamos con fe:

!Χαῖρε jere alégrate», Recipiente de la sabiduría increada de Dios!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tesoro de la divina Providencia!

¡Χαῖρε jere alégrate, Tú, que demuestras los filósofos afilósofos, privados de filosofía!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tú porque evidencias y enmudeces a los insensatos retóricos con sus palabras bien tornadas!
¡Χαῖρε jere alégrate, por ti quedaron como necios los sutiles charlatanes!
¡Χαῖρε jere alégrate, por ti se marchitaron los inventores de mitos!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tú que disuelves los enredos de los sofistas atenienses!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tú que llenas las redes de los pescadores!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tú que nos rescatas de los abismos de la ignorancia!
¡Χαῖρε jere alégrate, Tú que iluminas a muchos con la gnosis increada!

¡Χαῖρε jere alégrate, oh Navío de los que quieren salvarse!
¡Χαῖρε jere alégrate, oh Puerto bueno del mar de la vida!

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte. alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio!

 

16 y 17 Forma teológico-cristológica

El mundo de los ángeles todos se asombraron ante la gran obra de la Encarnación divina, al ver a Dios inaccesible convertido y contemplado como hombre accesible a todos relacionándose con nosotros, oyéndonos todos cantando: ¡Aleluya!

Los oradores más ilustres vemos que se enmudecieron, como los peces, ante Ti, oh Zeotokos-Madre de Dios; pues no pueden explicar cómo, quedándote siempre Virgen, has podido dar a luz; y nosotros admirando con asombro este misterio, te cantamos con fe:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el altar donde brilla la sabiduría increada de Dios. Χαῖρε, jere, Tú que eres la que se realizaron todos los milagros de la divina Providencia.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú que demuestras que son insensatos y a-filósofos los filósofos infieles. Χαῖρε, jere, tú que enmudeces a los elocuentes retóricos, mecanicistas de logos tornados.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque ante ti, se aturden y parecen necios los sutiles charlatanes de filosofías. Χαῖρε, jere, porque ante tu verdad se marchitaron y se olvidaron los poetas de los mitos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque has roto las redes tejidas con arte de los logos de los antiguos Atenienses, en donde se enganchaban los hombres. Χαῖρε, jere, tú como madre de la única Verdad, de Cristo, has llenado y llenas las redes de los Apóstoles con psiques de los nuevos iluminados.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que nos rescatas y nos sacas desde el abismo de la ignorancia. Χαῖρε, jere, Tú que también alumbras a muchos con sabiduría y gnosis increadas.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que eres el barco que suben los que quieren salvarse. Χαῖρε, jere, Tú puerto de salvación de los aturdidos al océano de la vida.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

18 y 19

Queriendo salvar al mundo,

el Artífice que todo adorna,
vino a él por Su propia voluntad;
y siendo nuestro Pastor, como Dios,

se nos apareció hombre como nosotros,
y el Semejante llamando a su semejante,

como es Dios, escucha: ¡Aleluya!

 

Tú eres el muro de protección de las vírgenes,

oh Zeotokos Madre de Dios y Virgen,
y de todos los que acuden a Ti;
porque el Creador del cielo y de la tierra
así te ha formado, oh Purísima,

habitó en tu seno, y
a todos enseñó a invocarte:

“Χαῖρε jere alégrate», Pilar de la virginidad,
“Χαῖρε jere alégrate», Portal de la sotiría redención, sanación y salvación.

“Χαῖρε jere alégrate», Jefa de la regeneración espiritual,
“Χαῖρε jere alégrate», Patrocinadora de la divina bondad,
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que has renovado a los concebidos en el pecado,
“Χαῖρε jere alégrate», porque Tú instruiste a los hombres sucios y corruptos en el nus-espíritu,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú que destruiste al dador de la energía corrupta y maligna del nus y de la mente.
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que has dado a luz al Sembrador de la pureza.
“Χαῖρε jere alégrate», Tú, oh palacio nupcial, no sembrada,
“Χαῖρε jere alégrate», Tú, oh armonía de los fieles con el Señor,

“Χαῖρε jere alégrate», Tú, oh delicioso alimento de las vírgenes,
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que adornas las psiques santas con adorno nupcial.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo», Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

18 y 19 Forma teológico-cristológica

Queriendo salvar al mundo, el Artífice que ha creado y adornado todo lo que vemos, vino al mundo por su voluntad, y siendo Dios y Pastor nuestro, se presentó entre nosotros como un ser humano, para llamar a su semejante, escuchando como Dios: ¡Aleluya!

Oh Zeotokos Madre de Dios y Virgen, tú eres el muro de protección de las vírgenes y de todos los que acuden a ti; también eres el muro que construyó el Creador del cielo y de la tierra, oh Purísima, al entrar en tu seno, y nos enseñó a todos invocarte con estas palabras:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», María que eres la columna imperturbable e iluminadora de la divina castidad; Χαῖρε, jere, puerta por la que pasó hacia nosotros el Salvador y nosotros recibimos la sotiría redención, sanación y salvación.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», oh Panaghía tú que eres la primera criatura recreada por Cristo; Χαῖρε, jere, Panaghía que nos donas tesoros de la divina bondad;

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú que nos has renovado de la mancha del pecado ancestral; Χαῖρε, jere, que sanas y limpias el nus de los que están afectados por las inspiraciones de las energías del diablo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque pusiste fin a la energía del diablo que corrompe nuestro cerebro y pensamiento. Χαῖρε, jere, Tú que has dado a luz Aquel que nos regaló la pureza.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú que eres el lugar donde el Señor con pureza nupcial se comprometió con la humanidad. Χαῖρε, jere, tú que has traído la armonía de los fieles con el Señor.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Tú oh delicioso alimento, que con tu ejemplo apoyas e instruyes divinamente las vírgenes; Χαῖρε, jere, tú que eres la vestimenta nupcial de las psiques santas que te imitan;

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio!

 

20 y 21

Todo himno queda atrás desvanecido,

incapaz de corresponder,

a la multitud de Tus infinitas caridades,
aunque ofreciéramos himnos tan numerosos como los granos de arena, ¡oh Rey santísimo!
nada digno celebramos, comparado con lo que Tú nos has dado a nosotros, que te exclamamos: ¡Aleluya!

 

Como lámpara iluminadora,

que alumbra a los que están en las tinieblas,

así vemos a la Santa Virgen;

porque ella encendiendo la Luz increada e inmaterial, conduce todos a la divina gnosis increada,

iluminando como aurora al nus (espíritu de la psique),
y por estas cosas la honramos, exclamándole:

“Χαῖρε jere alégrate», rayo del sol espiritual,
“Χαῖρε jere alégrate», astro de luz sin crepúsculo,

“Χαῖρε jere alégrate», relámpago que ilumina a las psiques,
“Χαῖρε jere alégrate», trueno que aterroriza a los enemigos,
“Χαῖρε jere alégrate», porque tu das comienzo la refulgente iluminación,
“Χαῖρε jere alégrate», por ti, emana el Río caudaloso

“Χαῖρε jere alégrate», prefiguración y tipo de la pila del bautismo,
“Χαῖρε jere alégrate», Tú, que borraste y borras la mancha del pecado.
“Χαῖρε jere alégrate», Tú que lavas y purificas nuestras conciencias,
“Χαῖρε jere alégrate», oh cáliz que invita deleite y gozo,

“Χαῖρε jere alégrate», oh fragancia del perfume de Cristo,
“Χαῖρε jere alégrate», oh vida de místicos gozos eternos.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

20 y 21 Forma teológico-cristológica

Todos los himnos quedan atrás desvanecidos, por mucho que intenten corresponder a la multitud de las infinitas caridades de Cristo. Aunque hiciésemos himnos tan numerosos como los granos de arena, ¡oh Rey y Dios nuestro! son mucho más numerosas las donaciones que tú has dado a nosotros que te cantamos: ¡Aleluya!

Contemplamos la Panaghía como una antorcha encendida que tiene la luz increada de la deidad y conduce a la gnosis increada de Dios a los que están en las tinieblas e ilumina sus nus (espíritu del corazón de la psique) como una aurora, y por estas cosas la honramos, exclamándola:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», sol espiritual que relumbras la luz increada de Cristo; Χαῖρε, jere, tú que nos traes la luz sin crepúsculo del sol que es tu Hijo y Dios.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú, que eres como un relámpago que iluminas de golpe totalmente las psiques. Χαῖρε, jere, tú, que eres como trueno que asusta e hiere a los enemigos de nuestra fe.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», porque de ti salió el Cristo que es mega-luz increada; Χαῖρε, jere, porque de ti emana el Río rico de agua.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», Déspina-Soberana que eres imagen viva de la pila humanizada; Χαῖρε, jere, Déspina-Soberana que nos lavas de las manchas del pecado.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú que eres el baño que lava y purifica nuestra conciencia. Χαῖρε, jere, tú que eres el cáliz que nos invita deleite y gozo.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», tú que eres fragancia de los perfumes de Cristo. Χαῖρε, jere, tú que nos donas la vida con deleites místicos eternos.

¡Χαῖρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin esposo!

 

22,23 y 24

Habiendo querido donar con su Jaris (energía increada),

el perdón de todas las deudas antiguas,

Él que borra los pecados de los hombres,
Él mismo vino

a los que se habían apartado de Su jaris,
y, rasgando el antiguo manuscrito,

oye ahora este canto de todos: ¡Aleluya!

 

Salmodiando tu maternidad, todos a una voz te alabamos y te glorificamos, oh Zeotokos, como un templo vivo; en efecto, en tu seno habitó el Señor que contiene todo en Su mano, santificó, glorificó y enseñó a todos exclamar hacia ti:

“Χαῖρε jere alégrate», tienda de Dios y Logos increado.
“Χαῖρε jere alégrate», Santa más santa que todos los santos.

“Χαῖρε jere alégrate», arca dorada por el Espíritu.
“Χαῖρε jere alégrate», tesoro inagotable de la vida.
“Χαῖρε jere alégrate», corona gloriosa de los reyes piadosos.
“Χαῖρε jere alégrate», alabanza gloriosa de los sacerdotes devotos.

“Χαῖρε jere alégrate», torre inconmovible de la Iglesia,
“Χαῖρε jere alégrate», muralla indestructible del reinado de la Realeza increada,
“Χαῖρε jere alégrate», por ti, se levantan trofeos.
“Χαῖρε jere alégrate», por ti, son derrumbados los enemigos.

“Χαῖρε jere alégrate», oh, terapia de mi cuerpo,
“Χαῖρε jere alégrate», oh, sotiría redención, sanación y salvación de mi psique,

¡Χαίρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio o Esposa sin Esposo!

Ω πανύμνητε Μήτερ, η τεκούσα των πάντων αγίων αγιώτατον Λόγον, Ωoh panímnite Miter, i tekusa ton panton aghíon aghiótaton Logon(3)

¡Ωoh Madre tan cantada, la que ha dado a luz al Logos increado más Santo que todos los Santos! (3)
¡Ωoh Madre tan cantada, que has dado a luz al Logos increado más Santo que todos los Santos!

¡Ωoh Madre tan cantada, que has dado a luz al Logos increado más Santo que todos los Santos!

acepta la presente ofrenda, y libera del futuro infierno a nosotros que exclamamos hacia ti:

¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Fin y Amín. 

 

22, 23 y 24 forma teológico-cristológica

Nuestro Señor Jesús Cristo, queriendo devolvernos Su jaris (energía increada gracia) de la que nos habíamos alejado y perdido, vino y rompió el manuscrito antiguo de nuestra culpa, y ahora escucha de todos cantando: ¡Aleluya!

Salmodiando tu nacimiento divino, te alabamos, oh Zeotokos, como un templo de Dios. En tus entrañas habitó el Señor que en la palma de Su mano contiene los universos. Él te ha santificado y glorificado y nos enseñó a clamar hacia ti:

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» María tú que eres la tienda que habitó el Hijo y Logos de Dios. Χαῖρε, jere, Tú que eres la más santa de los santos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo», oh Panaghía, Arca del Nuevo Testamento que la ha adornado el mismo Espíritu Santo. Χαῖρε, jere, tú que eres tesoro de vida inagotable.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» Tú que adornas con fuerza divina la corona de reyes devotos. «Χαῖρε, jere, tú que eres el orgullo de los sacerdotes piadosos.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» Tú, que eres el castillo invencible de la Iglesia; Χαῖρε, jere, tú que eres el muro de la inconmovible Realeza increada.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» Tú, que por tus intercesiones levantamos trofeos; Χαῖρε, jere, Tú, que por tus intercesiones espantamos y expulsamos los demonios.

«Χαῖρε, jere alégrate, saludo, alegría y gozo» oh Panaghía, eres la terapia de mi cuerpo;

«Χαῖρε, jere, oh Panaghía, eres la sotiría psicoterapia, redención y salvación de mi psique.

¡Χαίρε, Νύμφη ανύμφευτε jere nimfi anímfefte, alégrate, saludo y gozo, Novia sin novio!

Ωoh Madre multi-alabada, que has dado a luz al Logos increado más Santo que todos los santos (3 veces), acepta nuestra ofrenda presente, y líbranos de todo mal, de los infiernos y de los tormentos futuros, a todos los que claman hacia ti: ¡Aleluya, aleluya, aleluya!

Fin y Amín.

Traducido por Xx,Jj

 

Nota del traductor:

El glorioso himno ΑΚΑΘΙΣΤΟΣ akázistos de la Panaghía Zeotokos

24 estrofas que cada una empieza con una letra de las 24 del Alfabeto helénico de la A (alfa) hasta el Ω (omega) con cada estrofa impar conteniendo 12 líneas en verso que empiezan con el “Χαῖρε jere”…

Con el ayuno 1-15 del Agosto del año pasado (2017) hice un atrevimiento de traducir el himno Acathisto de nuestra Panaghía Zeotokos, y al comenzar la cuaresma de este año, pues, me he puesto como un canon pequeño para mí en rectifícaRlo y terminarlo. He de deciros que no es tarea fácil; hice dos traducciones una más literal del original clásico helénico y otra del helénico moderno un poco de forma teológico-cristológica; también os informo que la única traducción de las muchas que hay, y la que mejor está para mi es la del padre Ortodoxo de Argentina: https://www.fatheralexander.org/booklets/spanish/pdf/akathistos.pdf

Para mí es la que más acierta sobre el texto original, las otras que hay por ahí en internet traducidas no me parecen muy correctas «las traducciones, no el contenido”…

Creo que un hispanohablante un poco poeta, teólogo y filólogo combinando estas tres traducciones las dos mías y la del Fater Alexander, puede componer un himno precioso Ortodoxo en la lengua castellana para beneficio de muchos… y así deseo que sea… perdonad mis errores y por favor ayudarme y avisarme en esta traducción y en las otras también…

Χαῖρε jere y Χάρις jaris de nuestra Panaghía y de CristoDios para todos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies